SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

EN LA PIEL QUE HABITAS

Creo que si hoy estás aquí leyendo estas palabras sumergido en el universo THE LAB ya sabes de sobra todo lo que yo te pueda contar sobre qué es la piel. Seguro que tienes claro cuáles son sus funciones, su fisiología, de cuántas capas consta, cuáles son sus tipos de células principales y que fibras la componen… pero para mí, bajo mi formación farmacéutica y de especialista en Dermofarmacia la piel es mucho más. La piel es el espejo de nuestra alma, es el reflejo de lo vivido, es el escudo con el que nos enfrentamos a lo que nos queda por vivir. La piel es emoción, es alegría, es tristeza, es preocupación, es euforia y es cansancio. Si nos paramos a pensar la piel es el templo donde habitamos, ese lugar en el que reside nuestro ser.

A su vez está interconectada con la totalidad de nuestros órganos; podemos decir que late, que respira, que sufre y que disfruta cada segundo todo lo que ocurre dentro de nosotros. E indudablemente la piel nos conecta con el exterior, es nuestra tarjeta de visita, es sinónimo de aceptación o de rechazo, es lo que forja nuestra autoestima y la que nos marca si tenemos algo que disimular o camuflar para así sentirnos aceptados. La piel nos conecta con el mundo.

Tu piel es única, es diferente, lo sabe todo sobre ti y cada día te habla, te dice o incluso te grita en determinados momentos. El devenir de nuestra piel está influenciado por nuestros genes, pero en mucha menor medida de lo que en principio podríamos pensar. Solo un 25 % del envejecimiento cutáneo está marcado por nuestra dotación genética. El resto de responsabilidad decae en el exposoma, es decir todos aquellos factores externos, ambientales y de exposición a los que estamos sometidos desde que nacemos hasta que morimos y que influyen en nuestra salud cutánea. Factores ambientales como la radiación solar, el clima y la contaminación o factores relacionados con el estado de vida como el tabaco, la nutrición, la falta de sueño, el estrés o rutinas cosméticas inadecuadas hacen que tu piel cada día se manifieste más, se revele más y se altere constantemente.

Todo ello hace que tengamos que ser conscientes e interiorizar a día de hoy una nueva filosofía sobre el cuidado de la piel basada en la prevención como construcción de nuestro escudo vital, en la protección para preservar nuestra salud y en la eficacia como el arte de la formulación farmacéutica para conseguir preparados respetuosos para todo tipo de pieles incluso las más sensibles y reactivas pero a su vez eficaces, formulados con el mayor rigor científico y acompañados del mejor consejo farmacéutico para así asegurarnos una piel sana y de calidad, una piel bella.

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad. 

© The Lab Philosophy 2024

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad. 

© The Lab Philosophy 2024

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad. 

© The Lab Philosophy 2024

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad.