SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

NUEVA FILOSOFÍA DEL CUIDADO DE LA PIEL

El concepto del cuidado de la piel está cambiando. A día de hoy la arruga pasa en numerosas ocasiones a un segundo plano para dar protagonismo a una piel sana y de calidad, ya que está más que demostrado que este es el pilar básico para lucir una piel bonita y bella.

La nueva filosofía del cuidado de la piel se basa en la prevención, protección y eficacia de los productos dermofarmacéuticos. Prevención como modo de construcción de una piel saludable y fuerte, capaz de enfrentarse al trepidante ritmo de vida en el que estamos inmersos, a los cada día más cruentos factores externos y como no al indudable paso del tiempo. Protección para preservar nuestras células en perfecto estado y mantener el funcionamiento de los mecanismos y sistema reparadores cutáneos para así poder corregir todas las alteraciones que se producen en el día a día. Eficacia basada en la evidencia científica y en el rigor que caracteriza a la profesión farmacéutica, y que gracias a nuestro santo y seña, conseguimos una vez más que “el hágase según arte” cobre sentido desarrollando fórmulas adecuadas a las necesidades de cada persona y en cada momento de su vida.

No debemos perder de vista conceptos tan importantes como el de mantener en perfecto estado el microbioma cutáneo, esa conocida como ya cuarta capa de la piel, la cual está demostrado que nos protege física y químicamente, estimula nuestro sistema inmunitario cutáneo y regula el funcionamiento de nuestra piel.

La función barrera cutánea tiene un papel esencial, ya que a día de hoy sabemos que su integridad está íntimamente relacionada con muchas alteraciones y patologías cutáneas y fundamental para una piel sana y en buen estado. Su grado de permeabilidad nos protege no solo de la entrada de microorganismos patógenos sino también de potenciales irritantes y aeroalérgenos. Además de ejercer una función muy relevante en la pérdida de agua transepidérmica manteniendo la hidratación y elasticidad de la piel.

Otro pilar básico que sustenta la nueva filosofía del cuidado de la piel es el mantenimiento de los mecanismos reparadores cutáneos que en el día a día se ven anulados y ralentizados por los radicales libres que se producen como consecuencia de ese exposoma cada día más intenso al que nos enfrentamos; la radiación solar, la contaminación, la polución y nuestro estilo de vida produce un estrés oxidativo en nuestra piel que hace que no solo nuestras encima reparadoras se ralenticen, sino que también da lugar al ya conocido inflammaging, esa inflamación subclínica y latente que nos acompaña y apodera de nosotros a medida que pasan los años.

Por esta razón es necesario el desarrollo de productos dermatológicos que tengan en cuenta todos estos pilares como eje central de la nueva filosofía del cuidado de la piel. Fórmulas que prevengan, protejan y sean eficaces y respetuosas para mantener la salud cutánea en perfecto estado. Fórmulas que cuiden de ese templo, de ese lugar en el que habitas: TU PIEL.

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad. 

© The Lab Philosophy 2024

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad. 

© The Lab Philosophy 2024

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad. 

© The Lab Philosophy 2024

NEWSLETTER

RECIBE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

Registrándote confirmas que has leído y aceptado nuestra política de privacidad.